Logo
Parroquia San Eduardo
Diócesis San Carlos de Bariloche - Argentina

 

Bautismos

 
“Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les mandado”.
Mateo 28, 19-20
 

Normas para los padres y padrinos

  • Los padres del niño que va ha ser bautizado, y asimismo quienes asumirán la función de padrinos, han de ser convenientemente ilustrados sobre el significado de este sacramento y las obligaciones que lleva consigo; y debe procurar el párroco, personalmente o por medio de otras personas, que los padres sean oportunamente instruidos... (Código Derecho Canónico 851)
  • Procuren los padres, los padrinos y el párroco que no se imponga un nombre contrario al sentir cristiano. (CDC 855)
  • Como norma general, el adulto (y el niño que tiene uso de razón), debe bautizarse en la Iglesia parroquial propia, y el niño en la iglesia parroquial de sus padres, a no ser que una causa justa aconseje lo contrario. (CDC 857)
  • Los padres tienen la obligación de hacer que sus hijos se bauticen en las primeras semanas. (CDC 867)
 
 

Requisitos para Bautizar a un Niño (CDC 868)

  1.  Que den su consentimiento los padres, o al menos uno de los dos, o quienes legítimamente hacen sus veces.
  2. Que haya esperanza fundada de que el niño vaya a ser educado en la fe Católica; si falta por completo esa esperanza, debe diferirse el bautismo.
  3. El niño de padres católicos, e incluso de no católicos, en peligro de muerte puede ser bautizado, aún contra la voluntad de sus padres.
 

Padrinos

  • Tengan un solo padrino o una madrina, o una y uno. (CDC 873)
  • La función del padrino es presentar al niño que recibe el bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla las obligaciones inherentes al mismo. (CDC 872)
  • Para ser admitido como padrino es necesario :
    1. Ser elegido por quien se bautiza o por sus padres o quienes ocupan su lugar, faltante estos, por el párroco o ministro y que tenga capacidad para esta misión o intención de desempeñarla.
    2. Que haya cumplido 16 años.
    3. Sea católico, esté confirmado y haya recibido el Sacramento de la Eucaristía y lleve a la vez, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir.
    4. No sea el padre o la madre de quien se ha de bautizar.
    5. El bautizado que pertenece a una comunidad eclesial no católica sólo puede ser admitido con un padrino católico, y exclusivamente en calidad de testigo del bautismo. (CDC 874)